¿Cómo es que vivir con un perro te cambia la vida?

Si aún no te son suficientes estas explicaciones para decidirte por tener a tu lado a uno de estos pequeños, te mostraremos, a continuación, cómo vivir un perro te cambia la vida.

Bienvenida

Sin duda alguna, es uno de los momentos más felices para ambos, pues tu perro se vuelve loco de alegría cuando te ve entrar por la puerta. Incluso no hace falta que te vea, pues con el olfato, él sabe cuándo estás cerca de casa. ¿A quién no le gusta que lo reciban con brincos y lengüetazos cuando llega a su hogar?

Tercero en discordia porque tres no son multitud

Pensamos que una familia de dos es mejor, pero pasa que ese vacío no se llena completamente hasta que llega ese integrante peludo. Un tercero que cambia drásticamente a la familia, ese perrhijo consentido por el que nuestra pareja nos preguntará: «¿Acaso lo quieres más a el que a mí?». Pero completará la familia de tres más feliz del lugar.

Adiós privacidad

Nuestros amiguitos no conocen de espacio, y aunque consideraras el baño como tu lugar de meditación, ya no lo será. Pero no es para preocuparse, con el tiempo te acostumbrarás a ver a tu peludo meter las patas por debajo de la puerta, que te espere en la salida o incluso te llore para que le abras, pues ellos aman verte, estés donde estés.

Tu mejor rutina

Si acaso uno de tus propósitos iniciando el año es tener más actividad física, tu amigo peludo jamás olvidará recordártelo. Ellos son los primeros en ponerse en la puerta para que no olvides que tienen un paseo pendiente, ¡prepárate para una larga caminata llena de aventuras!

Cambia tu actitud

A veces sientes que no es tu día, pues has pasado por una situación de frustración y, de repente, llega tu amigo perruno y empieza a mover su cola, a lamer tus manos o rostro. Dime, ¿quién podría resistirse a tanta ternura? Ellos saben cuando te encuentras triste o negativo, y lo que quieren es solo verte feliz.

En conclusión, las personas que viven con un amigo de cuatro patas en casa suelen ser más felices, tienen una vida saludable y tienen una clara disminución de estrés. Un perro será tu mejor amigo y compañero de vida. Recuerda que vivir con un perro implica una gran responsabilidad, la de cuidarse mutuamente y formar una manada en serio. Así que si quieres saber más sobre cómo puedes hacer a tu perro más feliz, darle una vida más integral y ayudarlo a desarrollarse más como un perro te invitamos a conocer más sobre nuestros programas personalizados de educación canina.