Si tú como yo, eres dog lover y tienes por lo menos un peludito en casa, seguro te ha pasado esta pregunta por la cabeza más de una vez: ¿Tengo que llevar a mi perro al veterinario? ¿O estoy exagerando? pero, ¿y si le está pasando algo malo? En este artículo te compartiré 5 señales que te indicarán que tienes que llevar a tu perro al veterinario.

Todos los que vivimos con un perro hemos pasado, por lo menos una vez, la angustia de verlo lastimado o enfermo. La parte más dura es que nuestros perros no nos pueden comunicar lo que les pasa o lo que sienten. No de la misma manera en que nosotros lo hacemos y esto lo hace más difícil. Aquí podrás comprender el lenguaje de tu perro cuando se siente mal.

Hay ocasiones en las que es súper fácil detectar cuándo tengo que llevar a mi perro al veterinario. Pero otras en las que parece bastante confuso y mi mente se convierte en un espiral de pensamientos y preguntas como: “no, no le pasa nada”, “pero sí se ve raro” “¿ y si estoy exagerando y no tiene nada?”, “a lo mejor está cansado”, “¿pero, si sí tiene algo y empeora por mi culpa?”. Por favor, no me digas que soy la única loca aquí; estoy segura que también a ti te ha pasado… .

Y como lo prometido es deuda, aquí están las 5 señales que te ayudarán a saber si tienes que llevar a tu perro al veterinario:

  1. El color de sus encías debe de ser rosa, independientemente de la raza y del color de tu perro. Puede variar el tono, pero siempre deben de ser en tonalidades rosas. De no ser así, tienes que ir corriendo con el veterinario. Podría estar sufriendo envenenamiento o problemas de circulación.
  2. Si el color de su lengua se pone azul puede ser señal de falta de oxigenación. Por lo tanto, es urgente que lo lleves al veterinario.
  3. Vómito constante. Aunque el vómito por sí solo es benigno (puede ser solo el efecto de haber comido mucho o muy rápido), el vómito constante nos dice que algo más grave está sucediendo con nuestro perro.
  4. Jadeo excesivo acompañado de debilidad extrema. Podría ser que tu perro esté sufriendo un golpe de calor o alguna otra situación grave. De no atenderse a tiempo pudiera desencadenar en la muerte.
  5. Si tu perro ingirió medicamentos suyos o tuyos, por accidente, no le des nada. Es necesario que lo lleves a la veterinaria más cercana.

Si quieres conocer más sobre el tema y ser capaz de actuar ante alguna emergencia, ¡esta Masterclass definitivamente es para tí!

Por: Naty Gerini (blogger, doglover, miembro de Dog Dog y dogmom de Pascal).

MasterClass – Primeros auxilios

¿Cuándo es una urgencia y cuándo una emergencia? ¿Qué hacer para atender y colaborar con la situación? ¿Cómo no entrar en pánico?
Fecha: 29 de agosto 7 pm

Leer más